¿Qué es la Ciencia Ciudadana?

Aug 27, 2021 View this post in English

Ciencia Ciudadana es un término relativamente nuevo, pese a que voluntarios que han participado en proyectos científicos ha habido siempre. En este artículo hablaremos de en qué consiste, los diferentes proyectos existentes que permiten participar, el debate público que existe en torno a la Ciencia Ciudadana y cuál es su situación actual, comparada con la de hace unos años.

¿Qué es la Ciencia Ciudadana?

La Ciencia Ciudadana es un término que hace referencia a cuando el público general ayuda de alguna manera y de forma voluntaria en una investigación científica. Los científicos ciudadanos pueden participar de cualquiera de las siguientes maneras:

  • Diseñando experimentos.
  • Recolectando información.
  • Analizando resultados.
  • Solventando problemas.

Los datos recogidos ayudan a los gestores de recursos y a los científicos profesionales a responder a preguntas científicas y a resolver problemas importantes. Estos gestores y científicos suelen decidir qué temas (científicos o no) son vitales, cómo recoger los datos, qué herramientas utilizar y cómo usar los resultados. El público está habilitado, invitado y animado a participar.

¿Quién puede ser un Científico Ciudadano?

Cualquiera puede serlo, sin importar la edad, género o situación geográfica. Todo lo que necesitas es curiosidad, motivación por descubrir cosas nuevas y ganas de ayudar. Los voluntarios tienen distintos niveles de experiencia y conocimiento, abarcando desde niños haciendo experimentos en el jardín de su casa, hasta astrónomos amateurs con un equipamiento más pro. La Ciencia Ciudadana requiere de la colaboración entre investigadores y el público en general.

¿Qué Proyectos Podemos Encontrar?

Los proyectos de Ciencia Ciudadana pueden incluir cualquier cosa, desde programas de seguimiento de la vida silvestre hasta bases de datos y visualización en línea, pasando por el intercambio de tecnologías y otros esfuerzos comunitarios. A continuación se ofrece una lista de algunos proyectos específicos de cada lugar, así como otros de ámbito mundial:

  • Zooniverse: una plataforma de Ciencia Ciudadana en línea que apoya a una gran variedad de científicos ciudadanos. En lugar de llevar a los voluntarios al exterior, Zooniverse existe exclusivamente en línea. Los astronautas pueden explorar virtualmente galaxias lejanas, investigar explosiones solares y estudiar la superficie de la Luna, todo ello desde la comodidad de sus hogares.
  • Earthdive: un concepto de Ciencia Ciudadana y un proyecto de investigación global que permite a millones de buceadores eventuales, buceadores con esnórquel y otros, a ayudar a preservar la salud y la diversidad de nuestros océanos. Junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y colaboradores de 118 países, Earthdive proporciona el Registro de Buceo Global, donde se pueden registrar los avistamientos de especies indicadoras clave y las presiones inducidas por el hombre en los océanos.
  • National Park Service (NPS): El NPS utiliza la mejor información científica disponible para gestionar los parques nacionales. Una de las mejores formas de obtener esta información es a través de proyectos de Ciencia Ciudadana. Este sitio web incluye una lista de proyectos patrocinados por los parques durante todo el año en diferentes estados de los Estados Unidos.
  • CitizenScience.gov: un sitio web oficial del gobierno diseñado para fomentar la Ciencia Ciudadana en todos los Estados Unidos. A través de la Ciencia Ciudadana, las organizaciones no gubernamentales y el gobierno federal pueden involucrar al público estadounidense para abordar las necesidades de la sociedad y acelerar la innovación, la ciencia y la tecnología.

Debate Público

Ya que la Ciencia Ciudadana solo ha sido promovida durante la última década, mucha gente todavía desconoce lo que es. En esta historia real, un buceador recreativo cuenta que no había oído hablar del término hasta que participó en un proyecto de conservación de arrecifes. La publicación en Acceso Abierto ayuda en este caso, aunque algunas revistas académicas no publican datos recogidos por voluntarios. Puedes leer más sobre cómo el Acceso Abierto puede colaborar con la Ciencia Ciudadana para sacar a la luz la integridad y la complejidad de la práctica en nuestro artículo sobre cómo puede ayudarnos.

En el pasado, también era muy raro que los participantes de los proyectos de geografía comunitaria tuvieran la oportunidad de crear e interpretar las visualizaciones o analizar los datos por sí mismos. Los organizadores de los proyectos preferían ofrecer a los participantes la oportunidad de trabajar con los datos, pero carecían de los recursos o los conocimientos necesarios para crear las herramientas necesarias para realizar su propia visualización o análisis. Por lo tanto, se puso en marcha FieldScope, que permite a las personas interesadas e involucradas en la investigación de una cuestión científica específica avanzar en su investigación, independientemente de sus habilidades.

Liberando el Potencial Educativo de la Ciencia Ciudadana

Los proyectos de geografía comunitaria tienen una gran cantidad de posibilidades educativas. La geografía comunitaria rompe los límites entre la escuela y el mundo real, permitiendo a los estudiantes participar en el aprendizaje basado en la investigación al aire libre y aprender la ciencia de una manera nueva.

Uno de los primeros proyectos de FieldScope implementados fue la medición de la calidad del agua en los afluentes de la Bahía de Chesapeake. Dos años después de la implantación, más de 600 profesores recibieron formación sobre el software, y hubo más de 40.000 visitas al sitio. También ha habido escuelas que han implementado el proyecto en su plan de estudios de ciencias para alumnos de secundaria.

Desde entonces, alumnos y profesores han aprovechado la oportunidad de participar en el análisis geoespacial de datos. En la actualidad, los profesores y los alumnos de secundaria y preparatoria pueden utilizar la plataforma interactiva FieldScope para recopilar, visualizar y analizar datos medioambientales, involucrando a los estudiantes con los datos de la comunidad y la Ciencia Ciudadana. Además, los administradores ven que la geografía de la comunidad les permite lograr resultados de aprendizaje para la comprensión de la ciencia y las habilidades científicas.

El Potencial de Orvium

Orvium ofrece la oportunidad única a los científicos ciudadanos de subir y compartir sus contribuciones y que éstas sean revisadas por científicos expertos. Por lo tanto, cuando se revisan y publican sistemáticamente, el trabajo de los científicos ciudadanos puede obtener el estatus de científico y podrían ser aceptados en la comunidad. Esto significa que podrán revisar ellos mismos las publicaciones, elevando en última instancia su estatus de científico ciudadano a científico.  

Desde el pasado hasta Día de Hoy, ¿cuál es el panorama de la Ciencia Ciudadana actual?

Uno de los primeros programas de Ciencia Ciudadana en Estados Unidos fue desarrollado en el siglo XIX por Wells Cooke, miembro de la Unión Americana de Ornitólogos. Cooke inició un programa que observaba el patrón de migración de las aves, que se amplió hasta convertirse en uno de los primeros programas gubernamentales para las aves. Desde 1900 hasta hoy, las organizaciones han contado con más de 2.000 grupos de voluntarios en todo EE.UU. y Canadá que recogen información sobre las aves cada año. Esta información sirve para los esfuerzos de su conservación.

En el pasado, cuando los científicos querían recopilar más información, recurrían a las redes de Ciencia Ciudadana existentes de observadores de aves y otros grupos de aficionados. Sin embargo, desde finales de la década de 1900, la disponibilidad generalizada de Internet facilitó que la gente contribuyera y compartiera información, y el número de programas de Ciencia Ciudadana aumentó. En los últimos años se ha producido una expansión más significativa de los programas de Ciencia Ciudadana, gracias al rápido desarrollo de los smart phones y los medios digitales.

Cada día se crean nuevas comunidades y redes de científicos ciudadanos interesados, a medida que aprendemos más sobre el mundo y el ecosistema que nos rodea y sobre cómo podemos contribuir más. Los teléfonos disponen ahora de GPS, lo que permite a los voluntarios proporcionar información de geolocalización sobre situaciones o especies en tiempo real. En el futuro, podremos medir y registrar datos medioambientales (lecturas de temperatura y niveles de calidad del aire), ya que más teléfonos podrían estar equipados con sensores inteligentes. Podemos decir, que el avance en tecnología ha hecho que cada vez esté más extendida y más normalizada la Ciencia Ciudadana.

En Conclusión

Es sencillo convertirse en un científico ciudadano. Lo único que necesitas es querer formar parte de tu comunidad y estar interesado en temas sanitarios, relacionados con la ciencia, humanidad o con el planeta (o puedes estar interesado en todos). Hablamos de colaboración entre investigadores y el público en general, y en Ovium entendemos que esa colaboración es clave. Nosotros, todos, como comunidad, nos podemos beneficiar de que haya una mayor colaboración, más datos e información relevante que compartir y más avance científico global.

Puedes leer más sobre nuestras colaboraciones y comunidades de investigadores en nuestra plataforma.




Tags

Great! You've successfully subscribed.
Great! Next, complete checkout for full access.
Welcome back! You've successfully signed in.
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.