¿Por Qué son tan Caras las Revistas por Suscripción?

Jan 14, 2022 View this post in English

Hay dos razones por las que las revistas de suscripción son caras:

En primer lugar, porque las suscripciones no son para que las utilice una sola persona, y eso aumenta la factura para la institución. Cuando una universidad se suscribe a una revista, todo el mundo, desde investigadores, profesores, estudiantes y personal, tiene acceso a ese contenido. (Si realmente acceden a ese contenido o no es una discusión totalmente diferente)

En segundo lugar, porque los editores pueden hacerlo. Tienen contenidos que los investigadores no sólo quieren, sino que realmente necesitan. Las publicaciones académicas se diferencian de otras industrias en que los lectores no pueden encontrar el mismo artículo exacto en otro lugar, por lo que es difícil que las universidades digan "no" al negociar sus contratos de suscripción anuales. Esto crea un oligopolio que pone en manos de los editores el poder suficiente para establecer las reglas de un juego que las universidades tienen que jugar.

En el caso de las editoriales tradicionales, los derechos de autor, según el régimen actual de derechos de propiedad intelectual, son aplicados por los propietarios de las revistas; los autores conceden los derechos de autor para explotar su contenido comercialmente sin ninguna retribución, ya que su objetivo final es publicar en una revista de alto nivel con un gran índice de factor de impacto. En teoría, el permiso se concede a cambio de los servicios prestados, como la  edición, la revisión por pares, la publicación y la publicidad. Sin embargo, una gran  parte de los costes de edición y revisión por pares ya se pagan o se hacen voluntariamente por la comunidad investigadora. Y como sabían que las bibliotecas no podían negarse realmente, empezaron a explotar esto subiendo los precios de las suscripciones, de forma regular y previsible, algo que se conoce como la "crisis de los precios de las publicaciones seriadas".

La verdad sobre las publicaciones académicas

Las suscripciones a revistas académicas son mucho más caras que las de las revistas. Mientras que una suscripción anual a la revista People cuesta sólo 33 dólares, una suscripción anual al Journal of Coordination Chemistry cuesta 16.270  dólares. Y eso es sólo para la versión online; si quiere las revistas en formato físico, tendrás que sacar unos cuantos miles más de tu bolsillo.

¿Por qué?

Una de las razones es la diferencia en el tipo de mercado. Mientras que las revistas están pensadas para ser leídas por las masas, las revistas académicas no tienen grandes audiencias, por lo que no pueden confiar en el número de ventas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la financiación gubernamental, así como la  industrial, de los laboratorios científicos de las universidades, condujo a una especialización sin precedentes de las ciencias. Y aunque esto puede considerarse algo bueno para la ciencia, condujo a la aparición de muchas revistas especializadas con un enfoque similar y estrecho. Por temor a que sus investigadores se queden atrás si no tienen acceso a las últimas investigaciones y trabajos académicos, las universidades se sintieron obligadas a suscribirse a cada nueva revista científica o, al menos, al mayor número posible. Esto se debe a que, debido a la naturaleza de la industria editorial académica, a diferencia de otros productos básicos, las universidades no pueden sustituir las revistas caras por otras más baratas y esperar obtener los mismos o similares resultados: el contenido de estas revistas simplemente no es el mismo.

Aparte de los costes de publicación, otro problema para las bibliotecas son los paquetes de suscripción que agrupan cientos de revistas de muy diversa calidad. La agrupación es una estrategia que utilizan los editores para vender revistas a las que pocas bibliotecas se suscribirían si las seleccionaran individualmente: las bibliotecas no pueden elegir revistas específicas mientras que rechazan otras. En consecuencia, para conseguir las revistas  deseadas, también deben aceptar revistas de baja calidad con pocos lectores.

También relacionado con los paquetes de suscripción, algunos editores exigen a las bibliotecas que firmen acuerdos de no divulgación que les prohíben revelar el coste y las condiciones de las suscripciones a paquetes de revistas.

Por último, pero no menos importante, no podemos dejar de mencionar la cultura de "publicar o perecer". Muchos académicos prefieren publicar sus trabajos en revistas más antiguas y consolidadas de editoriales prestigiosas, lo que dificulta a las nuevas revistas la contratación de autores, editores y revisores. Además, los servicios de indexación de citas también favorecen a las revistas y editoriales establecidas, por lo que desalentar la aparición de nuevas revistas con aspiraciones (esencialmente, desalentar la competencia) consolida aún más el oligopolio de las revistas y editoriales establecidas.

¿Cómo se puede solucionar el problema?

Acceso Abierto. El objetivo del movimiento de Acceso Abierto es poner el contenido de la investigación científica a disposición de todos. Dado que muy pocas bibliotecas del mundo (si es que hay alguna) tienen los recursos necesarios para suscribirse a todas las revistas existentes, el Acceso Abierto puede resultar beneficioso para muchos investigadores e instituciones. La principal característica del Acceso Abierto es que los artículos son tanto de libre lectura como de libre reutilización, lo que facilita a los investigadores la colaboración y la revisión por pares de los artículos para añadir valor a la investigación.

Crear competencia. Otra posible salida sería crear una fuerza opuesta formada por varios grupos de todas las partes (como las bibliotecas, por ejemplo) y construir tu propia revista. Orvium puede ayudarte definitivamente en este sentido creando tu propia comunidad en la plataforma, donde puedes publicar y revisar artículos, relacionarte con otros colegas o descubrir nuevos hallazgos.

Lucha por unos precios asequibles y por el control del mercado. En un mercado competitivo, el precio viene determinado por la oferta y la demanda. El sector de las revistas tiene poca competencia, lo que agrava esta situación porque no hay fuerzas que hagan subir los precios o los hagan más caros de mantener.

Esto hace que sea ineficiente para la sociedad, ya que las revistas tienen un importante componente de bien público, es decir, entregan conocimientos e información a cambio de un pago por parte de individuos dispuestos a pagar lo que la empresa les pide (al menos parcialmente).

El gobierno podría intervenir, pero un gobierno no puede imponer regulaciones a una industria a menos que esa industria haya sido declarada culpable de niveles ilegales de competencia. Hay que demostrarlo en los tribunales, y las propias medidas correctivas necesitan una demostración antes de que puedan producirse.

Conclusión

Es imperativo que se desarrolle un nuevo enfoque de publicación de revistas académicas para acabar con la crisis. El acceso libre y gratuito a la investigación en las publicaciones académicas debería ser una prioridad para la legislación federal.

Esto permitiría al público, así como al mundo académico, tener pleno acceso a lo que se publica con subvenciones financiadas con fondos públicos, lo que podría conseguirse exigiendo que toda la investigación financiada con fondos federales aparezca en un archivo electrónico accesible en los seis meses siguientes a su publicación en cualquier revista.

Al financiar la investigación, invertimos en el futuro y nos aseguramos de que el conocimiento sea compartido por todos. Esto sugiere un nuevo papel para las agencias gubernamentales: deben poner la información de sus proyectos financiados a disposición de los investigadores para que la gente pueda compartir la información que está circulando. Si quiere saber más sobre nuestros servicios, visita nuestra página web o puedes consultar nuestra plataforma.


Tags

Great! You've successfully subscribed.
Great! Next, complete checkout for full access.
Welcome back! You've successfully signed in.
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.