Cómo ser un Buen Moderador en 4 sencillos pasos

Mar 25, 2022 View this post in English

Los moderadores llevan muchos sombreros. Deben ser cronometradores, directores y ejecutores. También deben poseer otras aptitudes pertinentes, como el don de gentes, la comunicación y la oratoria.

Este artículo explica cómo sacar a relucir esas habilidades y responsabilidades y convertirse en un buen moderador en una conferencia académica, habla de los retos a los que pueden enfrentarse algunos moderadores y te da consejos adicionales si eres moderador de una conferencia virtual. También verás cómo Orvium puede aliviar algunas dificultades que puedas tener.

4 pasos para ser un buen moderador

Si eres un nuevo investigador que acabas de iniciar tu carrera, moderar una sesión en una conferencia de tu campo es una de las mejores maneras de desarrollar tu red profesional. Podrás conectar con tus colegas, conocer a expertos e investigadores de alto nivel en tu campo y beneficiarte de su programa de investigación.

Sin embargo, para algunos, ese papel tan público puede resultar abrumador al principio. Si es tu caso, sigue estos pasos para calmar los nervios.

Paso 1: Prepara a tus panelistas con antelación

Uno de los mayores errores que puede cometer un moderador es no dar a los ponentes tiempo suficiente para prepararse antes de su presentación. Tras seleccionar a los ponentes adecuados y conocerlos a todos, asegúrate de que están preparados para hablar y no se sienten abrumados.

Considera la posibilidad de compartir el borrador de las preguntas con antelación, de enviar algunos correos electrónicos para recabar sus opiniones sobre el tema de debate o de celebrar una conferencia telefónica antes del evento. Además, puedes pedir amablemente a los presentadores que respeten sus horarios para que el evento siga su curso y todos tengan la oportunidad de hablar.

Paso 2: Garantizar una experiencia excelente al público

Los moderadores, actúan como defensores de la audiencia haciendo a los
presentadores/panelistas las preguntas adecuadas y asegurando un debate bien pensado. Deben evitar que los panelistas se salgan del tema o que el debate se convierta en un largo monólogo que aburra a la audiencia. Piénsalo así: si los organizadores del evento quisieran que ese panelista mantuviera un monólogo, le habrían dado un discurso de apertura.

Considera la posibilidad de interrumpir cortésmente a los oradores con una declaración positiva o intenta llamar su atención con un sutil gesto de la mano. Puedes discutir estos puntos antes de que empiecen su presentación, de ahí la importancia de preparar a tus panelistas con antelación. Explica cuándo y cómo indicarás el tiempo transcurrido (normalmente a los 12-14 minutos para un tiempo de 15 minutos).

Paso 3: No tengas miedo de usar tu poder

No te desentiendas del debate, sino que añade orden e interés. Por ejemplo, si tienes un panel completo frente a ti, dirige la conversación adecuadamente para evitar silencios incómodos o que los panelistas traten de averiguar quién debe responder a su pregunta. Tampoco permitas que el panelista más franco eclipse las demás voces.

Barajea la posibilidad de dar a todos un turno justo para responder a las preguntas, de dirigir una pregunta a un orador específico (dirigiendo la cabeza hacia él o diciendo su nombre), y de investigar a todos los panelistas por adelantado para saber qué temas les son familiares. Además, intenta que tus preguntas sean lo más concisas y comprensibles posible, sin dejar de
ser neutral.

Paso 4: Aceptar el papel de intermediario

Debes mantener a todo el mundo en el tema, coreografiar las interacciones de los múltiples líderes y explorar continuamente perspectivas más profundas como intermediario (entre los panelistas y la audiencia). Eso significa que tú haces las preguntas que el público desearía hacer.

Cuando los panelistas digan algo confuso, poco claro, o incluso interesante o novedoso, puedes hacer un seguimiento de cualquiera de estas maneras:

  • ¿Podría ampliar esta idea/tema/respuesta?
  • Cuénteme más sobre X.
  • ¿Qué quiere decir con eso?

¿Qué Retos puede afrontar un Moderador en una Conferencia Académica?

Como moderador de una conferencia, es posible que te encuentres con algunos retos, pero es fundamental recordar que nadie es perfecto y que debes comunicarte con claridad. Algunos de los retos con los que se pueden encontrar los moderadores son:

  • Un presentador se pasa del tiempo asignado
  • Los panelistas inician una discusión en el escenario tras una pregunta
  • El público quiere hacer demasiadas preguntas
  • Pronuncias mal el nombre de un orador
  • Un orador tiene una emergencia médica.

Aunque algunos de estos retos son extremadamente raros, a continuación encontrarás soluciones:

  • Tener una forma de controlar el tiempo y comenzar todas las sesiones a tiempo
  • Presenta al orador al principio de cada charla, asegurándote de hablar con
    claridad; recuerda que debes aprender a pronunciar correctamente el nombre de cada orador y el título de su presentación, y también puedes optar por incluir un dato curioso sobre el presentador o tal vez una broma interna que apruebe antes de su sesión
  • Interrumpe amablemente una sesión si es necesario. Lo que puede ser embarazoso en ese momento puede ser rentable más adelante. El humor a veces funciona, dependiendo de tu enfoque y estilo personal
  • Si la sesión de un orador se prolonga, asegúrate de que todos los demás oradores sigan beneficiándose de su tiempo asignado. Puedes pedir al público que retenga las preguntas hasta el descanso para volver al horario habitual.
  • Asegúrate de hacer cumplir las normas que has establecido al principio de cada
    discurso y haz que se respeten las señales de tiempo (especialmente para el
    orador demasiado hablador). Si crees que un orador lleva demasiado tiempo
    hablando, lo más probable es que tu público también lo piense.

Una de las formas más útiles de aprender a manejar los retos de forma eficaz y moderar en una conferencia académica es observar a otros moderadores. Debes estar atento a lo que funciona y a lo que harías de forma diferente para tus sesiones.

Algo que nunca debes hacer: mover las charlas de su horario asignado (incluso si una charla anterior se cancela).

Consejos para los Moderadores en Línea

Cuando se modera una conferencia en línea, se puede temer que sea difícil hacer participar a la audiencia. Sin embargo, las conferencias virtuales pueden ser una conversación enriquecedora que proporcione a la audiencia algo valioso que compartir.

Además de lo que harías para una conferencia académica en persona, he aquí algunos consejos para garantizar que tu conferencia virtual sea atractiva y emocionante:

  • Domina las transiciones: conecta tus palabras con lo que ha dicho el
    panelista/presentador anterior cuando te toque hablar, y añade algo a la conversación (ofrece una perspectiva diferente a una idea o continúa la idea para el siguiente orador)
  • Habla directamente con los demás panelistas, no te limites a dirigirte al público. Reaccionar y hacer rebotar las ideas entre ellos es aún más importante en un entorno virtual
  • Haz que la presentación suene como una conversación personal: utiliza las palabras "yo" y "tú" con frecuencia y mira a la cámara o al teléfono como si estuvieras hablando directamente con alguien; el objetivo es que todos los asistentes (en casa o en cualquier otro lugar) sientan que les estás hablando directamente a ellos
  • Ayuda a la audiencia a conectar los puntos: enmarca el debate para la audiencia. Explica lo que esperas que saquen de la discusión e incluye los antecedentes o la experiencia del orador en ese contexto. No tengas miedo a los desacuerdos y encuentra oportunidades para estimular el debate del grupo sobre temas concretos.

Orvium mantiene a todos Actualizados

Estos cuatro pasos para ser un buen moderador pueden ayudarle a crear una experiencia maravillosa y reflexiva para todos los participantes. Recuerda que moderar un panel no es una tarea fácil, e incluso los investigadores más experimentados o los mejores expertos en el campo pueden encontrarlo difícil. Así que no te dejes intimidar por la antigüedad.

Prepara tu siguiente Conferencia con nuestra nueva Guía

Si has moderado con éxito una conferencia y ahora está pensando en planificar una, en Orvium hemos preparado una Completa Guía para planificar una Conferencia Académica para facilitarle las cosas.

En esta guía, te contamos cómo preparar una conferencia paso a paso, con todo lo que tienes que tener en cuenta para no dejarte ningún detalle importante.

Para descargarte esta guía, simplemente pincha en el botón de abajo, rellena nuestro formulario y recibirás la guía en tu bandeja de entrada

Sabemos que es agradable recibir algún reconocimiento. Por eso siempre estamos dispuestos a compartir cómo mejoramos la publicación científica en las conferencias. ¿Quieres saber más? Consulta nuestra plataforma para ver nuestras publicaciones recientes.

Tags