Cómo Escribir un Artículo Científico

Oct 15, 2021 View this post in English

Un artículo científico es un manuscrito que informa de los estudios y descubrimientos científicos al público en general. Escribir sobre la investigación o los descubrimientos científicos que se han reunido y realizado durante algún tiempo es algo muy emocionante. También puede ser muy desalentador, ya que la mayoría de los investigadores se esfuerzan por resumir los datos en bruto en un formato más amigable.

Entonces, ¿por dónde se empieza? ¿Cómo se termina el trabajo? Para ayudarte a poner tus ideas por escrito, hemos reunido cinco pasos para escribir un artículo científico de forma correcta. Al final, mencionaremos más sobre cómo Orvium contribuye al mundo científico.

5 Pasos para Escribir un Artículo Científico- El Camino a Seguir

Familiarízate con los Materiales

El proceso de redacción de un artículo científico comienza mucho antes de escribir una sola palabra. Realiza una revisión bibliográfica para encontrar las lagunas en la literatura y la investigación sobre la que deseas escribir. La solicitud de financiación para la investigación, el desarrollo de un protocolo de estudio y la selección del tema de tu artículo pueden formar parte de tu revisión bibliográfica. Entre los lugares más adecuados para comenzar la revisión de la literatura se encuentran PubMed y NIH RePORT.

Selecciona el Tema de tu Artículo

El tema de tu artículo debe ser original. Ten cuidado de no elegir un tema o preocupación demasiado discutido, ya que esto devaluará tu investigación al instante. Además, no querrás irte al otro extremo y elegir un tema con muy poca cobertura en la comunidad científica. Así que elige algo con suficiente cobertura y potencial para futuros estudios. Ten en cuenta los siguientes aspectos a la hora de seleccionar un tema:

  • Reduce el alcance de tu búsqueda
  • Elije temas manejables
  • Elije temas discutibles.  

Ten en cuenta que el tema no es lo mismo que el título de tu trabajo. El título debe ser lo último que escribas, pero de eso hablaremos más adelante.

Crear un Esquema para el Trabajo

La revisión de la literatura puede continuar mientras organizas tus materiales y comienzas a escribir. Comienza con una declaración de tu visión, que esboza el mensaje clave o el logro de tu trabajo. Volverás a ella varias veces a lo largo de tu trabajo, así que debes ser capaz de articularla en una frase. Si no puedes hacerlo, todavía no estás preparado para empezar a escribir.

A continuación, podrás redactar (no escribir) pequeñas secciones de tu trabajo, como la introducción, la sección de materiales y métodos y la parte de la discusión. Redactar secciones preliminares al principio del proceso de escritura para recabar la opinión de colegas y coautores puede ayudar a los autores a evitar posibles escollos, como malentendidos sobre los objetivos del estudio.

Decide Dónde vas a Presentar tu Trabajo

La declaración de la visión debe guiar tu siguiente decisión: ¿dónde vas a enviar tu artículo? Lo mejor es pensar y elegir unas cuantas revistas (en caso de rechazo) antes de empezar a escribir cualquier otra cosa para ahorrarte tiempo más adelante. Una vez tomada la decisión, comprueba las directrices de la revista en cuanto a límites de longitud, normas de formato y gráficos.

Recomendamos una revista o repositorio de acceso abierto (OA), como Orvium, para tener una mayor visibilidad y una oportunidad de revisión por pares. Puedes leer por qué es mejor publicar en una revista de acceso abierto y nuestros nueve pasos sobre la publicación de artículos para obtener ayuda adicional en tu decisión.

Empieza a Escribir, pero No Empieces por el Principio

Aunque lo más lógico sería empezar a escribir la introducción o el resumen, resiste el impulso. Es posible que acabes teniendo que reescribir ambas secciones si no te resistes porque tus ideas pueden cambiar a medida que vas escribiendo. En su lugar, sigue los pasos que se indican a continuación para lograr el mejor proceso de narración:

  • Céntrate en los gráficos: las figuras son la columna vertebral de tu investigación, así que lo mejor es empezar por aquí. La primera figura debe hacer que el lector quiera saber más. Ordena las figuras y gráficos de forma que apoyen tu hipótesis. Ten en cuenta que este puede no ser el orden en el que recogiste los datos. Puedes utilizar Powerpoint o Prezi para crear un guión gráfico de tus figuras, con la declaración de la visión en la primera página. Este es también el paso que te permite saber si te faltan datos adicionales.
  • Continúa con los métodos: la sección de métodos es la más fácil y la más importante para escribir a la perfección. Debes ser transparente y permitir la reproducibilidad o replicabilidad en base a tu sección de métodos. Si desarrollas un nuevo método experimental, incluye todos los detalles, como los protocolos y los controles. Recuerda que no debes incluir los resultados en la sección de métodos
  • Pasa a los resultados: esta sección es el grueso de tu artículo y, dado que has elaborado un esquema gráfico de las figuras, ya tienes una guía para tu redacción. Escribe algunos párrafos explicando cada figura con el mayor detalle posible. Debe ser cuantitativo y específico. Ayuda a los lectores a entender cómo tu estudio aporta a la ciencia y cómo tu investigación encaja en el contexto de cualquier otro trabajo. Esto da paso a la conclusión
  • Escribe la conclusión: aquí puedes destacar los hallazgos más importantes y reafirmar su importancia. Habla de lo que has aprendido y termina con lo más importante para el lector.
  • Escriba la introducción: la introducción debe definir el problema en cuestión en el contexto de un panorama más amplio, revisar lo que otros investigadores aportaron al estudio para hacerlo avanzar (posiblemente información recopilada durante la revisión de la literatura) y exponer tu hipótesis. La mayoría de las referencias se encuentran en la introducción.
  • Escriba el resumen: la mayoría de los resúmenes tienen entre 150 y 300 palabras, es decir, entre 10 y 20 frases. Piensa en él como el discurso de ascensor de tu artículo. Habla de la importancia del campo, de sus impactos potenciales y de cómo tu investigación resuelve cualquier problema. Recuerda que los resúmenes aparecen en las búsquedas de Internet
  • Y por último, escribe el título: capta la esencia de tu trabajo. Sé conciso sin sacrificar ningún elemento relevante para captar la atención de los lectores al instante. No lo hagas más largo de 10-12 palabras.

Después de seguir todos estos pasos, es posible que te encuentres con que te rechazan en las revistas tras el envío. No se preocupe, le ocurre a los mejores investigadores. Lee por qué se produce el rechazo y cómo puedes evitarlo.

Un enfoque más Orvium

Orvium cree firmemente en el acceso abierto y en sus numerosas ventajas para publicar, compartir y colaborar. Damos a los autores, editores y revisores la oportunidad de presentar su investigación en una revista de acceso abierto revisada por pares. Amplía tu audiencia y obtén ayuda cuando la necesites con el acceso a una comunidad global de investigadores afines. Para estar al día de nuestras publicaciones recientes, visita nuestra plataforma.

Si conoces algún paso más para escribir un artículo ¡déjanos un comentario!





Tags

Great! You've successfully subscribed.
Great! Next, complete checkout for full access.
Welcome back! You've successfully signed in.
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.